Ipad Zavvi

«

»

jul
12

El Dictador: la película favorita de Sadam Husein

dic1 300x208 El Dictador: la película favorita de Sadam HuseinSacha Baron Cohen vuelve a la carga con El Dictador de la mano de Larry Charles, director que ya lo acompañó en Borat y Brüno. El humorista y actor encarna en esta ocasión al dictador Haffaz Aladeen, líder de la nación de Wadiya, un país árabe rico en petróleo y pobre en todo lo demás. Aladeen, hombre de ‘mente corta’, se ve envuelto en una conspiración que tiene el objetivo de asesinarlo y acaba perdido en Nueva York, donde intentará recuperar su identidad y el trono que le corresponde con la ayuda de un grupo de personas bastante inusual, a la vez que se da cuenta de la triste realidad: él no es el líder amado y querido por su gente y el resto del mundo que pensaba ser, sino que todos lo desprecian y lo quieren ver muerto. ¿Sobrevivirá el ‘cruel’ dictador a su aventura en Estados Unidos?

El Dictador tiene una duración total de unos 75 minutos. Sí, es un largometraje muy corto, pero hay que tener en cuenta que este tipo de films cuanto más breves, mejor, para no caer en la posibilidad de que termine siendo algo aburrido y cansino. Muchos la calificaban como un producto con un sentido del humor bastante punzante y bestia, pero lo cierto es que, salvo un par de detalles (hay que reconocer que tiene un par de gags y diálogos bastante ‘fuertes’), El Dictador es menos dolorosa que la genial Borat o la no-tan-buena Brüno.  Se podría decir que el humor es más tonto y absurdo, y tal vez uno de los mayores problemas es la forma en la que están distribuidas las escenas cómicas.

dic2 300x199 El Dictador: la película favorita de Sadam HuseinLos primeros 10 minutos son un no parar de reír donde probablemente se te caiga alguna que otra lágrima, y lo mismo pasa con el final, pero el núcleo de la película es un poco más ‘soso’ y pierde algo de fuerza. No estamos diciendo que sea aburrida, pero sí que le habría venido bien un poco más de mala leche en general. Esto puede que sea culpa de la propia historia, que tampoco permite hacer muchas virguerías, y que algunos de los personajes secundarios, como el que interpreta Ben Kingsley, den la sensación de que están poco y mal aprovechados. Lo mismo ocurre con la chica ecologista a quien encarna Anna Faris, actriz encasillada en este tipo de producciones después de haber participado en la saga Scary Movie; su personaje es un tanto sosillo y no aporta gran cosa, salvo el hecho de que su forma de pensar de pie a que Aladeen haga comentarios soeces.

Otro de los grandes culpables es, probablemente, el departamento de marketing, y aquí dejadme que me queje a gusto: es increíble ver que algunas de las mejores escenas de la película sean las que aparezcan en el tráiler. Sí, ya sabemos que tienen que vender el producto, pero como viene siendo algo bastante habitual, la promoción de la película es la que te destripa algunas de las mejores escenas. Éste es un cáncer que lleva bastante tiempo haciendo daño a la industria y que lamentablemente no parece que vaya a cambiar en un futuro próximo.

dic3 300x199 El Dictador: la película favorita de Sadam HuseinEl Dictador es una comedia competente, con una buena dirección e interpretaciones bastante correctas (obviamente el rey del pastel es el mismo Sacha), pero que en ocasiones da la sensación de que podría haber sido algo más grande y es un producto mal aprovechado. Sería injusto no reconocer que tiene algunos gags bastante buenos, además de una carga crítica contra el sistema político de los países occidentales bastante importante, pero cuando salgas de la sala de cine probablemente te rondará por la cabeza la idea de que, seguramente, habría sido mejor verla en casa junto con un par de amigos. Un film competente pero que no conseguirá hacerte reír como lo hizo Borat ni escandalizarte como Brüno.